Cómo funciona realmente el pensamiento positivo

Cómo funciona realmente el pensamiento positivo

Cuando piensas en las cosas que tu corazón desea y las formas en que puedes conseguirlas, hay una corriente de alegría que viene de lo más profundo de ti y te hace tomar un gran control de tu vida. Es como cuando piensas en algo o alguien que te hace feliz, tu cerebro libera endorfinas, eso te da esa sensación de alegría y felicidad. Son estas cosas las que nos ayudan a desarrollar una actitud positiva.

Según tantos estudios psicológicos, se ha demostrado que las personas felices tienen una cualidad especial que les permite vivir una vida de mejor calidad en comparación con las que no lo son. ¿Cuál cree usted que es la razón de esto? Bueno, la respuesta es simple. Optimismo.

La buena noticia sobre el optimismo es que puedes aprenderlo. En otras palabras, puede entrenarse para tener un pensamiento positivo simplemente adoptando una mentalidad llena de optimismo. De acuerdo con la ley de causa y efecto, si emula lo que hacen las personas exitosas y felices, comenzará a sentir lo mismo y obtendrá el resultado que tienen, por lo que terminará disfrutando de las mismas experiencias que ellos.

Cómo encuentran las personas felices las cosas buenas en el mundo?

Una cosa que debes darte cuenta es que las personas optimistas tienden a manejar las cosas de manera diferente a las personas promedio y a las pesimistas. Lo primero es que enfocan sus mentes en las cosas que quieren y luego trabajan duro para encontrar formas de conseguirlas. En otras palabras, debe asegurarse de que sus objetivos sean claros y tener la confianza de que, no importa cuánto tiempo lleve, trabajará duro para lograrlos.

En segundo lugar, las personas optimistas ven lo bueno en cada situación, por difícil que parezca. Es importante tener en cuenta que las cosas saldrán mal en algún momento de tu vida y créeme, ¡eso es algo bueno! En cada situación difícil, hay un lado oscuro y un lado brillante, y usted es el que determinará la dirección que le gustaría seguir. Lo más importante es que veas lo positivo.

En lugar de buscar siempre una excusa para que no te guste algo, elige ver lo bueno en todo. Incluso en ese trabajo que puede parecer que no te gusta tanto, hay algo bueno en él, y si miras con atención, lo encontrarás. La cosa es que, mientras miras, te volverás más positivo y feliz.

El pensamiento positivo solo funciona cuando entrenas tu mente para ser positivo y tener una actitud de que puedes lograr lo que quieras en la vida. La verdad es que la mente ha sido creada para tener el ancho de banda adecuado para prestar atención a una cosa a la vez.

Su trabajo es mantener su mente enfocada en pensamientos que lo eleven el tiempo suficiente para crear vías neuronales que ayuden a establecer un nuevo hábito.

Cuando empieces a enfrentarte a una situación o evento negativo en el camino, recuerda que lo que más importa es cómo respondes a la situación. En otras palabras, es su respuesta la que influirá en el resultado.

Significa que debe encontrar una respuesta positiva incluso cuando las cosas no están mejorando. Puedes inventar afirmaciones o frases positivas que puedas repetir en tu mente una y otra vez para que puedas superar los pensamientos negativos. Son este tipo de palabras las que te animarán a tener una actitud positiva.