Reducido, el Mercury Cafe está aumentando con el entretenimiento en vivo


Cuando el Mercury Cafe reabrió después del cierre de COVID-19 el primer fin de semana de junio, en medio de las protestas de Black Lives Matter contra la violencia policial, el gas lacrimógeno flotaba por el vecindario alrededor de 2199 California Street. “Todos apoyamos mucho las protestas”, dice la propietaria de Mercury Cafe, Marilyn Megenity. “Me alegré mucho de que sucediera”. Ese mismo fin de semana, el restaurante y el lugar trajeron sets regulares del Trío Gabe Gravagno y la guitarrista clásica Grisha Nisnevich, con un tamaño de audiencia limitado. Por ahora, el Mercury está abierto de viernes a domingo por la noche, así como para el brunch del domingo. Si bien la música en vivo regresa al Mercury, sus populares noches de swing y blues aún no ocurren porque a las personas no se les permite bailar juntas. “Queremos poder pagarle al ingeniero de sonido y a los músicos”, dice Megenity. “Todo es complicado. Hemos estado haciendo uno o dos beneficios de Black Lives Matter a la semana con comediantes. Eso es genial, y tienen músicos realmente hermosos en los comedores durante las horas de la cena. Eso es muy nutritivo, no puedo decirte, para poder tener hermosa música en vivo “. Si bien Megenity dice que todos necesitamos alimentos buenos, saludables y orgánicos para comer, que sirve Mercury,” también necesitamos música en vivo para vivir . ”El Mercury Cafe ahora está abierto la mitad de los días que solía ser, y aunque el edificio de dos pisos es grande, Megenity dice que para mantenerse legal, tiene que operar al 20 por ciento de capacidad o menos, lo que significa que no más de cincuenta personas en cada piso, y eso hace que sea casi imposible pagar las facturas. A través de una campaña de GoFundMe, el Mercury ha recaudado $ 35,000 hasta ahora, que ha cubierto casi $ 30,000 en impuestos a la propiedad, licencias, permisos operativos y seguros. En el futuro, dice Megenity, quiere que todos estén a salvo, y “Quiero que todos superemos este otoño e invierno de manera segura. Quiero que el Mercury prospere y sobreviva “. Megenity también tiene sed de actos de rock and roll de vanguardia para tocar en el Mercury, y agrega que ocasionalmente publicaba anuncios que anunciaban” actos agradables y extraños “. “Y vaya”, dice, “ese sigue siendo el caso, agradable y extraño”. Pero en estos tiempos realmente extraños, las cosas todavía están en el aire. “Simplemente no sabemos qué hará el virus”. ella señala. Mientras tanto, Megenity dice: “Estamos disfrutando de comer afuera en el jardín, afuera de nuestras puertas, y eso es bueno. Y tenemos suerte de que tengamos grandes ventanas que se abran y que nuestro sistema de enfriamiento traiga aire fresco desde fuera.” Jon Solomon escribe sobre música y vida nocturna para Westword, donde ha sido editor de los clubes desde 2006.